Lo pasamos genial en nuestra visita a Aveiro. Una casa céntrica, bien comunicada. A la casa no le faltaba ningún detalle, muy limpia, espaciosa, con todos los detalles útiles de cocina, baño, habitaciones… Los anfitriones encantadores, nos dejaron un detalle gastronómico de bienvenida, y muy atentos con todo. Está claro que recomendaría esta casa.
Maria Del Mar

RIAVEIRO